SERVICIOS Y SOPORTES

En aras a garantizar el funcionamiento de los sistemas de información de la organización, el Modelo Justicia da respuesta a las distintas necesidades a cubrir para garantizar la operatividad de los sistemas y los servicios a usuarios de los mismos.

La estructura de soporte más adecuada debe ser definida en cada ocasión, atendiendo a las señas de identidad propias y a los servicios necesarios. En todo caso, existen aspectos y funcionalidades que hay que considerar:

Como punto único de contacto para la resolución de incidencias y canalización de necesidades.

Mediante la obtención y gestión de contenidos, sirviendo de “observatorio” a modo de impulso y dinamizador de la utilización de los sistemas de información y, en definitiva, fomentando todas las acciones que promuevan la generación y difusión del conocimiento.

Para asegurar su correcto funcionamiento mediante la gestión de la capacidad, seguridad y disponibilidad.

Presencial y on-line, aplicando las metodologías necesario para optimizar en tiempo y coste las necesidades de la organización y dirigidos a empleados y colaboradores.

Aportando el seguimiento y análisis legislativo que permita la adaptación y actualización de los sistemas de información.

Llevando a cabo labores de formación y reciclaje de usuarios de las aplicaciones informáticas, atención a los usuarios de los sistemas de información y, en definitiva, prestando apoyo a las oficinas judiciales.

Que faciliten la evolución del uso del papel a la tramitación judicial electrónica “sin papeles”.